Mes: noviembre 2014

Evolución del PIB y del Empleo desde que comenzó la crisis

El Instituto Nacional de Estadística acaba de publicar los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral referidos al 3ºtrimestre de 2014.

En ellos se pone de manifiesto que el PIB (Producto Interior Bruto) creció entre junio y septiembre de 2014 un 0,5% en relación al valor alcanzado en el 2ºtrimestre del año. Con este incremento intertrimestral se encadenan cinco trimestres consecutivos en positivo.

IMG_1835.PNG

Los incrementos del PIB registrados en estos cinco últimos trimestres no son demasiado intensos, de hecho, los podríamos calificar de discretos, sobre todo teniendo en cuenta que estamos hablando de estimaciones y éstas (a tenor de lo que ha ocurrido cuando se han confirmado los datos definitivos) han mostrado ser más optimistas que el dato final real.
Observamos, a su vez, que el crecimiento experimentado en el 3ºtrimestre del año es de la misma intensidad al del trimestre precedente, es decir, hay cierta atonía en el comportamiento del PIB; sin embargo, no se puede negar, a la vista de estos datos, que la economía española está creciendo.

Ahora bien, crecimiento (modesto) de la economía no equivale a haber superado la crisis. Se ha tocado fondo y se busca la superficie pero todavía queda recorrido para salir a flote.

En este sentido, tras 6 años de crisis, ¿donde nos encontramos ahora respecto a la situación precrisis?

En el gráfico siguiente observamos la caída acumulada del PIB desde el 2º trimestre de 2008 hasta la fecha (3º trimestre de 2014). Hemos incorporado en el gráfico, así mismo, la contracción acumulada del empleo en este mismo periodo para comparar como evoluciona la economía a grandes rasgos (la economía que describe el PIB) y un ámbito, como el empleo, quizás más cercano a la realidad de los ciudadanos.

IMG_1833.PNG

Como puede observarse en el gráfico, el PIB comenzó a caer en el 3ºtrimestre de 2008 de manera ininterrumpida hasta finales de 2009; en 2010 parece recuperarse (lo que se llamó entonces “brotes verdes”) pero en 2011 vuelve a entrar en barrena y no deja de contraerse hasta el 2ºtrimestre de 2013, que es donde toca fondo.

A partir de la segunda mitad de 2013, como hemos comentado al principio, el PIB comienza a recuperarse. Con todo, el PIB español acumula una caída en estos momentos del 6,4% respecto a los registros precrisis.

¿Y el empleo?

El empleo muestra una evolución mucho más negativa que el PIB a lo largo de estos 6 años de crisis. La contracción descrita por la ocupación ha sido muy superior a la caída manifestada por la actividad económica en España en este periodo.

La destrucción de empleo en nuestro país tocó fondo en el 1ºtrimestre de 2014: en ese momento España había perdido casi el 20% de los empleos que tenía antes de iniciarse la crisis. Entre marzo y septiembre de 2014 el empleo ha entrado en un periodo de mejora, con incrementos trimestrales del 2,4% y 0,9% en el 2º y 3º trimestre del año, respectivamente; sin embargo, seguimos acumulando una mengua de la ocupación superior al 15% en estos 6 años de crisis.

La manifiesta divergencia en la intensidad de la caída del PIB y el empleo a lo largo de la crisis (-6,4% y -15,2%, respectivamente, en este momento) debería servir para poner el foco, cuando se habla de recuperación, en como evoluciona el empleo más que como repunta el PIB.

Anuncios

Evolución del Empleo desde la Reforma Laboral de 2012

(Nota: este post se ha actualizado con datos del 4ºtrimestre de 2014. Puedes verlo en el siguiente enlace EVOLUCIÓN DEL EMPLEO DESDE LA REFORMA LABORAL DE 2012 (II))

La pasada semana la Comisión Europea sugería a España una nueva reforma para su mercado laboral. En los seis años que llevamos de crisis nuestro país ha acumulado dos reformas laborales, una en el año 2010, con el Gobierno de Zapatero (PSOE), y otra, la más reciente, en el año 2012, con Rajoy (PP) como Presidente del Gobierno.

la Reforma Laboral vigente, aprobada en febrero de 2012,  va camino ya de los dos años de vigencia. Transcurrido este tiempo cabe preguntarse ¿Qué ha pasado con el empleo en España en este periodo? ¿Han mejorado los niveles de ocupación previos a la Reforma? ¿Se ha priorizado la contratación indefinida sobre la temporal? ¿Cómo han evolucionado los trabajadores por cuenta propia? ¿Y los que asalariados?

A lo largo de este post vamos a tratar de dar respuesta a estas cuestiones. No se trata de establecer una conclusión definitiva sobre cómo ha influido en el mercado de trabajo la última reforma realizada pero sí queremos determinar el camino seguido, hasta el momento, por el empleo desde que la reforma entrara en vigor.

1. TOTAL OCUPADOS: ASALARIADOS Y NO ASALARIADOS

De momento, no se ha alcanzado el número de ocupados que existía antes de la Reforma (en concreto,  hay 261.100 personas trabajando menos que entonces), sin embargo, es evidente que la destrucción de empleo ha tocado fondo y parece recuperarse; de modo que el nivel de empleo previo a la Reforma se podría alcanzar en unos meses.

Resulta más interesante observar (tal y como se aprecia en el gráfico siguiente) como el comportamiento del empleo ha sido muy diferente si distinguimos entre los trabajadores por cuenta ajena (asalariados) y  los ocupados por cuenta propia (no asalariados).

Los ocupados no asalariados han aumentado un 1,63% (+49.500 personas) en este periodo, mientras que los asalariados han caído un 2,11% (que equivale a 310.600 empleos).

De momento, por tanto, durante el periodo de vigencia de la Reforma Laboral 2012 la trayectoria seguida por el empleo por cuenta propia ha sido más positiva que la descrita por el empleo asalariado.

 IMG_1808.PNG

2. TOTAL OCUPADOS: JORNADA COMPLETA Y JORNADA A TIEMPO PARCIAL

Ya hemos señalado que la ocupación continúa por debajo del nivel previo a la entrada en vigor de la Reforma, a pesar de ello, si separamos la evolución seguida desde entonces hasta la fecha de las personas ocupadas según el tipo de jornada de trabajo (completa o a tiempo parcial), observamos (ver gráfico siguiente) que la ocupación a tiempo parcial ha tenido una tendencia claramente al alza.

De hecho, mientras que el número de ocupados con jornada completa ha caído un 3,66% (-458.700 personas), los trabajadores con jornada a tiempo parcial han crecido un 6,77% (+148.100 personas). Hay que indicar que esta comparación toma como referencia el 1ºtrimestre de 2012 (cuando entra en vigor la Reforma) y el 3ºtrimestre de 2014, último dato publicado de la EPA (puede observarse en el gráfico siguiente que en el 3º trimestre de 2012, 2013 y 2014 se produce un efecto estacional con los trabajadores a tiempo parcial, reduciendo su número).

De momento, por tanto, durante el periodo de vigencia de la Reforma Laboral 2012 la trayectoria seguida por el empleo a tiempo parcial ha sido mucho más favorable que la descrita por el empleo a jornada completa.

IMG_1810-2.PNG

3. ASALARIADOS: INDEFINIDOS Y TEMPORALES
Hemos indicado en el punto 1 que el empleo asalariado sigue acumulando (en el periodo de referencia que estamos acotando en este post) un saldo negativo, esto es, destrucción de empleo (-2,11%, -310.600 personas); a pesar de ello, también hemos indicado que la caída del empleo por cuenta ajena parece haber tocado fondo y empieza a recuperarse.

Ahora bien, a la vista del gráfico siguiente, si diferenciamos entre asalariados indefinidos y asalariados temporales podemos observar que el rebote en el empleo asalariado viene motivado por una mejora del número de asalariados temporales. En sentido opuesto, se aprecia una recaída en la ocupación de los asalariados indefinidos.
En concreto, el mercado laboral español cuenta en la actualidad con 399.400 asalariados indefinidos menos que antes de la Reforma (-3,55%) y 88.900 asalariados temporales más (+2,57%).

De momento, por tanto, durante el periodo de vigencia de la Reforma Laboral 2012 el empleo asalariado temporal ha descrito una evolución positiva, no así el empleo asalariado indefinido.

IMG_1809-1.PNG

4. ASALARIADOS INDEFINIDOS: JORNADA COMPLETA Y JORNADA A TIEMPO PARCIAL
Veíamos en el punto anterior que no se percibía una mejora en los niveles de ocupación de los asalariados con contrato indefinido en el periodo objeto de análisis (en contraposición con la tendencia seguida por los asalariados temporales). Pues bien, si separamos la trayectoria seguida entre 2012 y 2014 por los asalariados indefinidos según el tipo de jornada laboral (completa o parcial) los resultados son llamativos.

En el gráfico siguiente podemos observar la variación acumulada de los asalariados indefinidos totales, de los asalariados indefinidos por jornada completa y de los asalariados indefinidos con jornada a tiempo parcial, desde la entrada en vigor de la Reforma Laboral hasta la actualidad.

La evolución ha sido muy diferente. Así, mientras los asalariados indefinidos con jornada completa han caído un 5,29% en este periodo, que en términos absolutos supone contar con 532.100 asalariados indefinidos a jornada completa menos que en el 1ºtrimestre de 2012; los asalariados indefinidos con jornada parcial repuntan un 11,01% (contabilizándose 132.700 ocupados más con estas características en este tiempo).

De momento, por tanto, durante el periodo de vigencia de la Reforma Laboral 2012 la trayectoria seguida por el empleo asalariado indefinido con jornada parcial ha sido más positiva que la descrita por el empleo asalariado indefinido a jornada completa.

IMG_1812-1.PNG

A modo de conclusión, podemos concretar que en el periodo que lleva de vigencia la Reforma Laboral, lo que describe un comportamiento favorable en el mercado de trabajo nacional es:

  • el empleo por cuenta propia
  • el empleo temporal
  • el empleo a tiempo parcial

Evolución de los Ocupados por Situación Profesional durante la crisis

IMG_1804.PNG

Subempleados en el Mercado Laboral durante la crisis

Más allá de las referencias habituales al mercado de trabajo que suelen aparecer en los medios de comunicación cada vez que se publican estadísticas como la EPA (Encuesta de Población Activa) o se actualizan datos como el paro registrado o la afiliación a la Seguridad Social, existen otros registros menos populares, desde el punto de vista de su trascendencia mediática, pero muy interesantes para adentrarse en el ámbito cualitativo del mercado laboral.

Uno de ellos sería el caso del colectivo que engloba a los denominados “SUBEMPLEADOS”.

En la EPA se consideran subempleados (“subempleados por insuficiencia de horas”, según definición acordada en la XVIª Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo, Ginebra, 1998)  a los ocupados que desean trabajar más horas, que están disponibles para hacerlo y cuyas horas efectivas de trabajo en la semana de referencia son inferiores a las horas semanales que habitualmente trabajan los ocupados a tiempo completo en la rama de actividad en la que el subempleado tiene su empleo principal.

El última dato publicado por la EPA referido al 3ºtrimestre de 2014 estima que en España hay 2.251.200 personas ocupadas en subempleos. Esto supone que 13 de cada 100 ocupados en nuestro país están subempleados.

Hay que señalar que desde el comienzo de la crisis, en un contexto de intensa destrucción de empleo (recordemos que el número total de ocupados en 6 años se ha reducido en más de 3,15 millones, lo que equivale a haber perdido el 15% de la población ocupada), el número de personas subempleadas, en contraposición con la trayectoria seguida por el total de ocupados, ha aumentado de manera considerable: pasando de 1,6 millones en el 2ºtrimestre de 2008 a 2,25 millones en el 3ºtrimestre de 2014.

Es decir, a lo largo de los 6 años de crisis, el número de personas subempleadas ha aumentado en más de 633.000 (un 39% en términos relativos).

IMG_1766.PNG

De hecho, antes de la crisis, los subempleados representaban menos del 8% del total de ocupados, y ahora, como señalabamos al inicio, el peso se sitúa en el 13% (ha llegado a alcanzar en este periodo el 15%).

IMG_1777.PNG

El perfil representativo del subempleado en España:

  • el 60% tiene una edad comprendida entre los 25 y los 44 años.
  • el 51% tiene un contrato temporal
  • el 82% ejerce su actividad laboral en el sector Servicios.
  • en torno a 1 de cada 3 subempleados tiene Educación Superior como nivel de formación alcanzado.